violencia machista nadie se merece irse así

Este post se quedará en la bandeja de entrada de uno de vosotros, sin leer. Y nunca lo hará.

Espero que para el resto de los seguidores de Emociones con Patas, encontréis en el, una historia de la que podáis llevaros algo para ayudar al final y al cabo, a los que os rodean.

Sé que no es lo que os esperarías, porque no habla en concreto de ninguna emoción, pero quiero y debo contar su historia, con todo el cariño y el amor que le profeso.

Te echaremos de menos ¡Por tí, Lucía!Sigue Leyendo

presiones sociales existen

Si alguna vez te has preguntado si existen las presiones sociales, te diré sin dudarlo, que llevas toda la vida lidiando con ellas…

Si en alguna ocasión lo has sentido… espero que te sirvan de ayuda mis palabras.

Cada historia es un mundo y la tuya, será cómo quieras que sea ❤️Sigue Leyendo

sensación de no avanzar

Hay veces que tenemos la sensación de habernos estancado, de no avanzar en la vida…

¿Pero es una sensación real?

En un momento, donde la pandemia parece que nos está “robando” el tiempo, ¿Qué podemos hacer para quitarnos esa sensación?Sigue Leyendo

Volver a empezar de nuevo o de ero

Dicen que los comienzos son difíciles, requieren tiempo, paciencia y dedicación.

Pero ¿Cómo se vuelve a empezar de nuevo? ¿Se empieza de cero?

Volver a empezar no es fácil, y no siempre es una elección, pero hay que tener determinación para seguir andando y si hay algo que no encaje, cambiarlo si depende de ti.Sigue Leyendo

porque llorar lágrimas de cocodrilo

Todas las lágrimas son diferentes ¿lo sabías? Las de cocodrilo, las de pena, las de enfado o las de alegría se ven distintas bajo un microscopio.

Y es que llorar de vez en cuando es beneficioso, para seguir creciendo y seguir avanzando.

Llora de felicidad, de tristeza, de frustración, ¡llora de risa! pero llora, porque sólo dejando salir… podrás dejar un espacio para entrar.Sigue Leyendo