La emoción del miedo ¿Qué hacemos con él?

Miedo a lo desconocido

Miedo a equivocarse

A no seguir lo establecido

Miedo a estar perdiendo el tiempo

A no encajar

A no adaptarse

Miedo a fracasar o a no conseguir lo esperado

A desaprender en vez de aprender

Miedo a que no sirva para nada

Miedo a perder a alguien

Miedo a mirarse en el espejo y que no te guste lo que ves

Miedo a no controlar lo que pasa

A la soledad

En definitiva MIEDO…

El miedo no te deja avanzar, incluso te hace retroceder.

Esa emoción es incontrolable, brota y jamás se esconde, te paraliza, te enfría el cuerpo y se instala para no salir.

El miedo, es solo MI miedo, pues otros ya lo han conseguido vencer o ni siquiera lo tuvieron. Por eso el miedo es tan personal, tan de uno, tan inexplicable para otros, que lo único que podemos hacer cuando alguien nos habla de sus miedos, es empatizar con él.

El miedo crece mientras no le pongas cara ni nombre. El miedo se apodera de ti y te hace replantear dudas que creíste solucionadas.

Cómo 1 sola palabra de 5 letras, tan pequeña, puede llegar a tener la magnitud de poder en los seres humanos, inmovilizándole, paralizándole y dejándolo en su zona de confort.

El umbral del miedo

Es diferente en cada persona, según lo que haya vivido y las experiencias que hayan guardado a lo largo de su vida en su mochila. Tengo amigas madres que ahora experimentan la emoción del miedo, amigas íntimas que han perdido familiares antes de tiempo, a conocidos que han pasado enfermedades que casi pueden con ellos, personas que han dejado su mundo para trabajar en el extranjero sin nadie que les acompañara o sin trabajo pero apostando por alguien…

Hoy, el miedo me vence al mirarme en el espejo, porque no me mantengo la mirada.

El miedo me recorre y me bloquea. Lo he sentido tantas veces que para mi, ya no es un desconocido.

Y a veces me pregunto… ¿Miedo a qué? Cualquier excusa es válida para darle de comer, cualquier argumento negativo, consigue alimentar y mantener el miedo en mí. ¿Y si en verdad no quiero hacerlo? ¿si solo se me ocurrió en aquel momento pero ya no me apetece? ¿Y si lo quise hacer por mi? ¿Por el? ¿por los demás?

El eterno ¿Y SI? Tan dañino, tan irreal, tan injusto! Me niego a usarlo más!

El miedo no se esconde pero si esconde. Esconde inseguridad, esconde falta de autoestima, esconde poca fortaleza, escasa confianza en uno mismo, prejuicios mal establecidos…

El miedo es normal, pero he decidido que:

                NO quiero que el miedo sea el protagonista de mis decisiones

Porque ciertas dosis de miedo son necesarias en nosotros, para ser cautos, para estar en alerta, para ser precavidos. Pero no te dejes engañar, el miedo puede crecer poco a poco o de repente, conseguir bloquearte para siempre, para no sufrir ni perturbar a tu persona.

Porque enfrentarse al miedo es enfrentarse a uno mismo.

¿Te imaginas que por el miedo nunca hicieras realmente lo que te apetece? Quedarte en tu zona de confort siempre por Miedo a salir de ella.

Mírate en el espejo y repítelo

Aunque llores, aunque no te lo creas, aunque bajes la mirada, ¡inténtalo! Puedes equivocarte,  pero… ¿qué prefieres?

¿Arrepentirte de haberlo intentado o arrepentirte de haberte quedado con las ganas?

Todo cambio, implica un aprendizaje en ti, ¡SIEMPRE!

Eres fuerte, tienes agallas, tiene carácter, eres una superviviente, que aprende siempre, por mucho que le cueste, se esfuerza para hacerlo lo mejor posible. Tu actitud mueve montañas, MULTIPLICA, sonríes siempre que puedes, eres cariñosa…

Miro de nuevo la emoción del MIEDO, me enfrento a él, me enfrento a mí y brotan las lágrimas por mis ojos. Así es el miedo, te hace llorar, hasta que alguien te calma con unas palabras.

Me pregunto ¿qué es lo peor que puede pasar?

Aún poniéndome en la peor situación… El miedo no me detendrá, quiero hacerlo, quiero avanzar, quiero crecer, quiero superarme.


Descripción: El miedo es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado.

close

No te pierdas ningún post y conviértete en un ¡Emocioner!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.